Derribar el temor al futuro presidencial

A sólo días de que Chile escoja un nuevo presidente, la inquietud sobre los posibles escenarios abruma a diferentes sectores económicos. Si bien podrían variar las prioridades o algunas métricas, la incertidumbre y dificultades van más allá por quien lidere el país. Presión social y equilibrios políticos entre el gobierno, el Congreso y la Convención Constituyente tendrán una dinámica riesgosa e irregular. 

En esta línea, los empresarios debemos enfocarnos en hacer una planificación que tenga como punto de partida y central, esta inestabilidad inherente del próximo año. ¿Qué hacer para dirigir las empresas frente a este escenario? 

Entender los cambios, abrirse a todas las oportunidades, administrar eventuales riesgos y no paralizarse frente a las adversidades. Los negocios deben seguir produciendo y ofreciendo servicios, los clientes continuarán buscando alternativas más eficientes y la mejor propuesta de valor. 

Desarrollemos ventajas competitivas, impulsemos iniciativas que fomenten la eficiencia y la diferenciación -que construyan valor sustentable- y tomemos consciencia de las debilidades, para corregirlas con innovación. Si uno se abre a cuestionar paradigmas, no debe temer a los cambios. 

Cristián Ureta

Larraín

Ingeniero Civil PUC con Post Grado en Stanford, USA • Experto en Planificación Estratégica y Transformación • Más de 20 años de experiencia en cargos ejecutivos en LATAM Airlines, entre ellos CEO de Latam Cargo por 11 años. Lideró la expansión internacional del grupo de líneas aéreas cargueras en México, Brasil y Colombia. • Fue miembro del comité de Carga de IATA y asesor del Departamento de Transporte UC. • Actualmente director en Grupo FCAB, Etiquetas Zalaquett y Regional Foods.